Saltar al contenido

Infusión de tomillo

tomillo

El tomillo, con nombre científico Thymus, es un género de planta que cuenta con numerosas especies (entre 200 y 350). Son especies de hierbas perennes y subarbustos que forman parte de la familia de las Lamiáceas. Su olor intenso y que su gran utilización a lo largo de la historia la convierten en una planta muy especial.

El tomillo se cultiva principalmente en las zonas de clima templado de Europa y Asia. Sin duda, aporta múltiples beneficios para la salud, motivo por el cual en la antigua Grecia ya lo utilizaban para curar las heridas de los ciudadanos.

En la Edad Media era común usar tomillo para aliviar los síntomas de enfermedades como el asma, mientras que en la actualidad ha obtenido un papel principal en el mundo de la homeopatía, y se sigue usando como método de medicina tradicional, sobre todo en forma de infusión. ¿Quieres conocer esta planta más a fondo?

El tomillo, al tomarse en infusión, ofrece numerosos beneficios, siendo muy habitual beber este té para acabar con los problemas respiratorios debido a su propiedad expectorante. Quienes padecen asma o tienen tos crónica encuentran en el tomillo una forma de aliviar estos problemas que pueden ser tan molestos en el día a día.

La infusión de tomillo cuenta con una gran concentración de carvacrol y timol, que hacen que sea una planta antibiótica, por lo que es beneficiosa para combatir infecciones o el ataque de bacterias. Es ideal para curar heridas y evitar infecciones en las mismas, gracias sobre todo a que es un excelente antiséptico.

La infusión se puede tomar sola o, si se prefiere, mezclar con otras especies como la canela o el jengibre. Es común utilizar un poco de miel para intensificar su sabor y darle un toque más dulce.

¿Cómo preparar un té de tomillo?

Ingredientes: 

  • Agua (250 mililitros por taza)
  • Hojas de tomillo (media cucharadita por taza)

Pasos: 

  1. Ponemos a calentar agua en un cazo (de tamaño medio) y esperamos a que llegue al punto de ebullición.
  2. Echamos el tomillo en el cazo mientras hierve el agua. Luego apagaremos el fuego.
  3. Quitamos el cazo y lo tapamos para dejar reposar la mezcla unos 5 minutos aproximadamente.
  4. Utilizamos un colador para eliminar las hierbas que se hayan quedado en la mezcla y servimos a una temperatura templada para que conserve sus propiedades.

Además de estos usos, el tomillo es muy utilizado para elaborar productos de cosmética, para dar un mejor olor a los espacios y como planta decorativa. Pero su uso medicinal a lo largo de la historia es el que ha hecho que sea una planta muy popular.

Así mismo, el tomillo puede utilizarse como pomada siempre que se haya hervido antes, o dejar la planta en una olla con agua hirviendo para que suelte vapor y abrir las vías respiratorias.

Otras infusiones súper recomendables para ti:

5 (100%) 5 votes